Historia del Colegio

2-foto“EL 2 de noviembre de 1935 llegan a Costa Rica los dos primeros Hermanos de La Salle que junto con otros dos que llegaron días después, formarían la primera comunidad de Hermanos en nuestro país, haciéndose cargo el 28 de noviembre del Reformatorio San Dimas. Esta obra tuvo que ser abandonada 14 años después, por desavenencias con el Ministerio de Justicia a quien pertenecía.21-foto

El Colegio La Salle de Costa Rica, abre sus puertas el 9 de abril de 1951 con 27 alumnos repartidos en tres aulas desde primero hasta quinto grado e impartiendo lecciones por la mañana y por la tarde, lo cual causó mucha admiración, debido a que en Costa Rica solo se trabajaba en jornada corrida. Ese mismo año se celebró la festividad del fundador San Juan Bautista de la Salle, quien se encontraba cumpliendo 300 años de su nacimiento. Este curso lectivo fue concluido con 54 alumnos, todos aprobados.

En el año 1953, se realiza la compra en la Sabana de 17 hectáreas para construir el nuevo edificio, comenzando sus obras el 11 mayo. Mientras en Aranjuez, los 365 alumnos repartidos en primaria y secundaria se entregaban a sus estudios.

El curso de 1956 se inicia en el nuevo edificio, con 730 alumnos repartidos en tres pisos. A partir de 1959 hasta 1964 se va conformando, bajo la dirección del Hno. Eduardo Fernández, el Museo de Ciencias Naturales. En aquel entonces, forma un club de Taxidermia para que los alumnos aprendan e incrementen el número de ejemplares. Hoy día el Museo de Ciencias Naturales La Salle es reconocido y goza del prestigio como el primero en su género en Costa Rica y de los mejores en el ámbito latinoamericano

En el año de 1964 se inicia la construcción del gimnasio y en octubre se tiene la semana cultural donde hay teatro, exposiciones y conferencias, lo que hoy día es la Semana Lasallista –SEMLAS-.

En junio de 1967, se inició la inscripción de mujeres para el curso lectivo siguiente con el ingreso de 250 niñas, convirtiéndose en el primer Colegio del Distrito en recibir mujeres; pero hasta 1972 se inicia la enseñanza mixta en secundaria.

En 1973, se empieza a dar las especialidades deportivas por las tardes al igual que música, actividades teatrales, clubes y centros, permitiendo con ello que los alumnos se integraran al club que fuera más de su agrado y le ayudara a fortalecer su habilidad.

Para el curso de 1974, se inicia el Lenguaje Total aplicado a lo educativo con metodología más enfocada al alumno. Con esto, el trabajo de los alumnos se convierte en una enseñanza personalizada en donde la investigación y el trabajo en grupo son fundamentales. Como complemento surge la instalación del circuito cerrado de televisión.

En 1979, se traslada el Colegio del edificio de 5 pisos a edificios de un piso en los que ya estaban funcionando algunas clases.

En el mes de enero de 1995, se crea la Universidad De La Salle que va ocupando espacios del Colegio por lo que en 1997 se construyen dos nuevos edificios para albergar a los alumnos de secundaria y primaria respectivamente.

En 1998, se introduce la sección de Kínder con niños de cuatro años y medio.

En 1999, el Colegio La Salle, preocupado por brindar una educación de calidad y responder así a las necesidades de los nuevos tiempos, inició en octubre de ese mismo año el proceso de “acreditación integral de la calidad educativa”, que consistió en un programa que respondía a la exigencia de excelencia en la calidad de educación

En diciembre del 2001, la Confederación Nacional de Escuelas Privadas (CNEP) de México, otorga el reconocimiento como una Institución de calidad en proceso de mejora continua, según el modelo de Acreditación Integral para las Escuelas Particulares de México.

En el 2004 se construye el edificio arqueado que da alojamiento a los niños de kínder y preparatoria.

En noviembre de 2007 se inicia la construcción de las aulas que completan el edificio de primaria y une los pabellones de primaria y secundaria, con nuevas secciones y adaptaciones al cumplimiento de la Ley 7.600.

Como parte también de la obra lasallista, a principios del año 2002, se construyó la “Casa Parmenia” en Barva de Heredia, que es un lugar para convivencias, retiros, reuniones y encuentros de carácter espiritual y pedagógico.

En Costa Rica, la obra de La Salle no se limita únicamente al Colegio. Los Hermanos de La Salle también dirigieron el Colegio de San Gabriel La Salle en el cantón de Aserrí, hasta el año 2007. Igualmente en San Luis de San Jerónimo de Moravia se encuentra ubicado el Noviciado “San Miguel Febres Cordero” de la Provincia Centramericana, donde se forman los futuros Hermanos.

FILOSOFÍA DEL COLEGIO

Misión:

Somos una institución educativa, inspirada por el Evangelio y a la luz del Carisma Lasallista, en la que juntos y por asociación, propiciamos una educación integral, innovadora, de calidad y centrada en la persona que forma a la niñez y juventud en la fe, la fraternidad y el servicio para que sean agentes humanizadores, capaces de generar cambios que contribuyan al logro de una sociedad solidaria y equitativa.

Visión:

Ser una institución educativa a la vanguardia en la formación académica, humana y cristiana, que fomente en la niñez y juventud costarricense las competencias necesarias para que sean personas sensibles y capaces de dar respuestas creativas a las necesidades de su tiempo, según el carisma y la pedagogía lasallista.

Objetivo General:

Promover a la luz del Evangelio y del Carisma Lasallista, un proceso educativo integral de calidad que, mediante estrategias pedagógicas innovadoras,  permita  inculcar en la niñez y juventud costarricense valores y competencias que les capacite para ser personas sensibles,  comprometidas  y líderes en procesos de cambios que contribuyan con la reconstrucción de una sociedad más justa y equitativa.

Valores:

La vivencia de los valores en la filosofía Lasallista tiene por objetivo fortalecer distintas experiencias que lleven a la reflexión y a su interiorización.

Una forma de lograr este objetivo es mediante el trabajo interdisciplinario que se realiza a lo largo de todo el año con actividades que refuerzan esta vivencia: trabajos en grupos, discusiones, la reflexión diaria, el valor del mes, foros, debates, entre otros.

Igualmente se promueve la conciencia social y ecológica con la realización de  campañas participativas que estimulan la responsabilidad, el compromiso y la solidaridad.

Todas estas actividades permiten que los estudiantes cuenten con espacios en los que pueden aportar ideas, manifestar sus inquietudes y necesidades, y que forma parte de la formación integral que ofrecemos.

 platform pumps faux cheap louboutin heels where to buy imitation christian louboutin futura booties